INTRODUCCIÓN

Cuando creamos Cultus Innovación, la primera idea que me vino a la mente fue escribir un libro, en ese entonces que pensé que debía contener casos de éxito, así que comenzamos a reunirlos, pero pronto nos dimos cuenta de algo: cada producto, aplicación o startup que nos causaba admiración, en cuestión de días o semanas era superado por algo nuevo, así que decidimos no imprimir algo que al día siguiente pareciera viejo u obsoleto, mejor nos dedicamos a cuestionar que fue lo que hizo que aquella empresa o persona creara ese producto innovador. Fue así como nació gran parte de la metodología y sobre todo nuestra filosofía: Cuestiona la lógica.

Lo digo siempre en las conferencias: Lo que damos por sentado es lo más susceptible de innovar, por eso este libro además letras, ideas e ilustraciones también es para colorear, queremos que tu mente divague y mientras te relajas fluyan de manera natural ideas innovadoras para tu empresa.

CUADRO DE PENSAMIENTO INNOVADOR

El secreto mejor guardado de la creatividad: neuroplasticidad Trabajando por años con personas creativas siempre me llamó la atención que aunque cada quien tiene su estilo, todos seguimos el mismo proceso para crear cosas nuevas, en nuestro caso es sencillo: profundizamos en el problema a resolver, nos reunimos con algunas colegas, utilizamos el pensamiento divergente, para generar ideas algunas resultan obvias otras no tanto, evaluamos cuáles son las mejores , las presentamos y al final sabemos que alguna va a funcionar. Este es prácticamente el proceso que se repite invariablemente porque funciona y genera buenos resultados.

Gracias a la ciencia moderna hoy sabemos que las neuronas no muere sino que surgen nuevas toda la vida, que existe la plasticidad neuronal y que gracias a ella podemos modificar nuestro cerebro, es decir, que podemos volvernos más creativos conociendo y aplicando procesos que nos lleven a ello. El Cuadro de Pensamiento Innovador es la metodología que creamos y que consiste de seis pasos que contribuyen a modificar la mente de cualquier persona para generar ideas innovadoras de productos o servicios, modelos de negocio, estrategias de comercialización, procesos internos en las empresas, ideas de comunicación, entre muchas otras cosas. Estos seis pasos son:

1)Objetivo Innovador

2)Que utiliza nuestro receptor de innovación

3)Mejora

4)Innovación

5)Valor Agregado

6)Factibilidad material y emocional.

OBJETIVO INNOVADOR

Fue Picasso quien una vez dijo “debes tener una idea de lo que vas a hacer, pero solo una vaga idea” y es así como comenzamos el proceso del pensamiento innovador, debemos saber lo que queremos lograr, aunque no conocemos a fondo cómo lograrlo. Esto que denominamos objetivo ambiguo nos brinda libertad total a la hora de innovar. En este momento olvídate de los objetivos numéricos y cuantificables, no pienses que debes incrementar las ventas un 10%, sino lo que necesitas inventar para llegar a ese porcentaje.

¿Qué es lo que debes inventar, revolucionar, transformar, crear, modificar, cambiar en tu empresa para conseguir eso que te has propuesto?

Aunque no lo creas esta es una de las partes más difíciles del proceso, he estado en muchas reuniones donde grandes directivos no son capaces de articular sus ideas para transmitir eso que quieren de sus empleados.

Cuando Steve Jobs presentó el iphone en 2007 su primera frase fue “hemos reinventado el teléfono”, desde el principio lo tuvo claro, no quería a mejorar los teléfonos existentes, quería a reinventarlo todo.

¿QUÉ UTILIZA EL RECEPTOR DE INNOVACIÓN?

Estamos acostumbrados a describir a las personas que utilizan nuestras soluciones como consumidores, usuarios, friends, fans o followers. Nosotros preferimos llamarlo “Receptor de innovación“, ya que aún no sabemos si nos va a comprar, a utilizar, a seguir, consumir o descargar, pero sí sabemos que va a recibir algo nuevo.

Debemos conocer sus problemas y necesidades, pero sobre todo las circunstancias que lo hacen especial. Ortega y Gasset dijo: “Yo soy yo y mis circunstancia” las circunstancia el mundo vital en el que uno se halla inmerso, pueden ser familiares, culturales, históricas, económicas, geográficas, etc. Y son importantes porque pueden cambiar más rápido que su nivel socio económico.

No estamos solos, alguien más ya pensó algo similar, por eso debemos hacer un análisis de la competencia y las tendencias. ¿Queremos crear algo nuevo? Debemos saber lo que nuestro receptor utiliza y lo que viene pronto en el mercado, para poder adelantarnos.

MEJORA

Me ha tocado ver muchas veces en el interior de las empresas que dentro de su misión, visión y valores, quieren siempre ser los mejores.

Mejorar no es innovar aunque muchas personas lo confunda, siendo estrictos este proceso no implica ningún riesgo y es muy recomendable para elevar el nivel de competitividad de las empresas. El problema surge cuando en la misma industria han llegado a un nivel de mejora tal que las personas reciben siempre la misma calidad sin importar de quien venga.

Mejorar es sencillo, si descubrimos que nuestro receptor de innovación quiere servicios más rápidos y la avances tecnológicos nos permiten ofrecerlo pues hagámoslo, si piensa que los precios son muy altos y podemos optimizar nuestros procesos para reducir costos, hagámoslo, si está convencido que los procesos en la empresa pueden ser más eficientes y podemos lograrlo capacitando al personal, hagámoslo.

El secreto es optimizar los recursos que tenemos para mejorar lo que utiliza nuestro receptor y con eso lograremos una ventaja temporal.

INNOVACIÓN

Muchas empresa y personas creen que con mejorar es suficiente, por eso muchos negocios se dedican a optimizar los productos existente para consumidores que ya tiene, pero como dice Bukowsky “Si lo vas a intentar ve hasta el final, si no ni siquiera lo intentes”.

Se necesita valor para inventar una nueva solución, un producto nuevo para consumidores que no tenemos. Para lograr esto de una manera más sencilla eso creamos el IDEAR:

¿Qué podemos Introducir, Dividir, Eliminar, Adaptar, Reemplazar para crear un modelo de innovación que cambie las reglas del mercado y nos coloque adelante de la competencia?

Es importe también conocer los grados de innovación: ¿lo que estamos creando es nuevo en la empresa, nuevo en el mercado o nuevo en el mundo?

VALOR AGREGADO

Como bien lo dice Guy Kawasaky “Al final o eres diferente o eres barato” esa diferenciación es el valor agregado.

Para que una idea sea realmente innovación debe romper paradigmas y generar valor donde antes no lo había. Las personas deben sentir que están recibiendo más del dinero que están pagando, Ash Maurya dice que la vida es demasiado corta para construir algo que nadie quiere.

A la hora de valorar nuestra creación debemos tener en cuenta esto:

Valor de aprecio: ¿Cuánto aprecian las personas nuestra innovación?

Valor de cambio: ¿Cuánto están dispuestas a pagar?

Valor de uso: ¿Cuánto nos va a costar producirlo?

Valor social: ¿Cuánto estamos contribuyendo al bienestar de la sociedad?

Si logramos un balance adecuado entre estas cuatro preguntas nuestro valor agregado será favorable.

FACTIBILIDAD MATERIAL Y EMOCIONAL

Walt Disney siempre decía que DzSi lo puedes soñar lo puedes creardz está claro que hoy en día prácticamente todo se puede logrra, pero a qué costo. Debemos tomar en cuenta que el costo no solo es económico, que no se trata solo de comprar software, maquinaria, pagar sueldos, etc. sino que existe también un precio emocional que debemos considerar.

Cada nueva idea, por genial que sea viene acompañada de resistencia al cambio, como vimos anteriormente el receptor de innovación ya utiliza algo para satisfacer sus necesidades, así que la primera pregunta que se hará al conocernos será ¿Por qué debo cambiar? La curva de adopción de la innovación.

img_marco